Reconstrucción mamaria

La reconstrucción mamaria reúne a un conjunto de procedimientos quirúrgicos que se realizan para devolver restaurar la forma y el tamaño de la mama después de una cirugía por un tumor mamario, una mastectomía o una tumorectomía.

Es importante consultar con un cirujano plástico antes de ser sometida a una cirugía oncológica de la mama, para poder evaluar el tipo de cirugía de eliminación del tumor y las opciones de reconstrucción que seguirán, y que influirá en los resultados de la reconstrucción mamaria.

 

¿Qué influye en una reconstrucción mamaria?

Los resultados de una reconstrucción mamaria son mejores si usted no tiene sobrepeso.

Deben ser tenidas en consideración cuando se decide una reconstrucción de mamas: los problemas circulatorios, la hipertensión arterial, una enfermedad cardíaca, la diabetes, las enfermedades autoinmunes, o los trastornos de la coagulación.

Fumar puede causar problemas después de la cirugía, retrasar la cicatrización y empeorar la calidad de las cicatrices.

La radioterapia es un factor nada despreciable en el momento de decidir una reconstrucción mamaria, ya que afecta significativamente al momento y al tipo de reconstrucción mamaria que se realizará. Retrasa la cicatrización de las heridas y puede causar que la piel se pigmente y retraiga. La reconstrucción puede retrasarse durante meses después de la radiación y puede necesitar el uso de sus propios tejidos para reemplazar la piel afectada por la radioterapia.

La quimioterapia también puede afectar al momento en que se realiza la reconstrucción.

 

PROCEDIMIENTO DE GINECOMASTIA

 

¿Cómo es una reconstrucción de mamas?

Existen tres opciones para la realización de una reconstrucción mamaria: los implantes mamarios, los tejidos propios (piel, grasa o músculo), o una combinación de estos métodos. En la mayoría de los métodos de reconstrucción mamaria se realizan varios pasos o tiempos quirúrgico. La colocación de un implante mamario o de un expansor mamario puede hacerse en el momento de la mastectomía, reduciendo el número de tiempos quirúrgicos.

 

Procedimientos de reconstrucción con implantes.

Su cirujano plástico insertará una prótesis para expandir la piel y el músculo del tórax. Un expansor es un implante relleno de suero salino con una forma determinada y con una válvula que permite añadir más líquido en las semanas posteriores a su inserción, permitiendo que la piel y los tejidos subyacentes se estiren lentamente hasta llegar más allá del tamaño deseado para el implante definitivo.

En un segundo tiempo se sustituirá el expansor por un implante mamario adecuado, relleno de solución salina o con un gel estable de silicona.

En ocasiones el expansor puede dejarse durante un período más prolongado, lo que permite cambiar el tamaño de la mama reconstruida (aumentando o disminuyendo la cantidad de solución salina) sin la retirada del implante.

Si el tamaño de la envoltura de piel y músculo en el momento de la mastectomía es lo suficientemente grande, se podría colocar un implante definitivo.

 

Reconstrucción mamaria con implantes utilizando matriz dérmica acelular.

La matriz dérmica acelular (ADM) es una lámina de tejido específicamente preparado para permitir que sus propios tejidos vayan creciendo dentro de este material, terminando por reemplazarlo con su propio colágeno y nuevos vasos sanguíneos.

La matriz de ADM actúa como un lecho debajo de la piel y el músculo mejorando la adaptación de la prótesis expansora y también la colocación del implante definitivo.

En circunstancias especiales no se necesita un expansor y el implante final se puede colocar recubierto por la matriz dérmica en el momento de la mastectomía.

 

Cirugía con utilización de tejidos propios.

Es un conjunto de técnicas quirúrgicas que son de elección si tiene su piel o músculo dañados por la radiación. La reconstrucción mamaria con colgajos de piel y tejido de su propio cuerpo puede llegar a conseguir un resultado más natural que la reconstrucción con implantes. Sin embargo estos procedimientos son más complejos e invasivos, y dejan cicatrices en las áreas donantes, donde se tomó el tejido.

Las zonas de donde se obtienen estos tejidos autólogos son habitualmente la espalda, el abdomen o las nalgas. En ocasiones se debe mover un músculo completo lo que provoca una debilidad en esa área del cuerpo.

El injerto de grasa autóloga o la lipo-transferencia es otra opción para mejorar los tejidos dañados por la radiación, o para mejorar irregularidades en el contorno de la mama reconstruida.

 

Mastectomía conservadora de la piel.

Si una opción es la reconstrucción mamaria inmediata, su cirujano puede realizar una mastectomía con escisión limitada para mantener intacta la mayor cantidad posible de la piel de su mama.

Durante la mastectomía se elimina el tumor y los tejidos de su alrededor que están limpios de tumor junto con el pezón, la areola, la grasa y otros tejidos. La piel remanente puede usarse para cubrir un colgajo de tejido propio o un implante mamario, evitando el traslado de piel de otras zonas del cuerpo que son de diferente color o textura.

 

Mastectomía conservadora del pezón.

Este es un procedimiento que elimina el tumor y los márgenes limpios, como en la mastectomía conservadora de piel, pero deja el pezón y la areola intactos mejorando el aspecto general de la mama reconstruida, aunque no todas las mujeres son buenas candidatas. El pezón probablemente perderá sensibilidad y en algunos casos puede haber una pérdida parcial o total del pezón y la areola que deberán eliminarse con posterioridad.

 

Reconstrucción de pezón y areola.

El complejo areola – pezón se puede reconstruir un tiempo después de realizada la reconstrucción de la mama, mediante una sencilla intervención con anestesia local.

El pezón se recrea con diferentes métodos, levantando un colgajo de piel de la mama y plegándolo de tal manera que se crea una pequeña proyección de piel sobre la mama reconstruida. En muchas ocasiones es preferible realizar la reconstrucción del pezón cuando el implante mamario se ha colocado en su posición final para no afectar su posición final.

La areola se suele recrear mediante tatuaje alrededor del pezón, o injertando piel de un área de color y tono similar a la areola, como la zona de la ingle.

 

 

Seleccione un cirujano plástico.

Los miembros de la Asociación Española de Cirugía Estética Plástica (AECEP) tienen experiencia y están calificados para realizar su procedimiento quirúrgico estético.

Busque en nuestra página un cirujano plástico con experiencia en la realización de una cirugía para la ginecomastia y programe una cita para la consulta inicial.

 

¿Cómo programar su cirugía?

Su cirujano plástico le explicará las instrucciones completas y responderá cualquier duda que pueda tener, hará un historial médico detallado y realizará un examen físico para determinar si es apta para la cirugía de injerto de grasa.

Deberá dejar de fumar al menos seis semanas antes de someterse a una cirugía para mejorar la curación de las heridas.

Evite tomar aspirina y ciertos medicamentos antiinflamatorios que pueden aumentar el sangrado. Algunos alimentos y preparados alimenticios pueden aumentar el riesgo de sangrado y deberá evitarlos también unas semanas antes de la cirugía: vitamina E, alimentos ricos en omega 3, aceite de soja, aguacate, almendras, ajo, avellanas, nueces, jengibre, semillas de girasol, brócoli o pimentón.

La hidratación es muy importante antes y después de la cirugía para una buena recuperación.

Disponga lo necesario para que alguien lo lleve a su casa o acompañe después de la cirugía y, si la cirugía no requiere hospitalización, que se quede con usted por lo menos la primera noche después de la cirugía.

 

Cuidados postoperatorios y recuperación.

Su cirujano plástico le informará sobre cuánto tiempo necesitará para regresar a su actividad y trabajo normales. Después de la cirugía usted y recibirá instrucciones detalladas sobre las medidas a tomar y la medicación necesaria, síntomas normales que experimentará y posibles signos de complicación.

Deberá caminar unos minutos varias veces al día, para evitar complicaciones en las venas de los miembros inferiores.

Siga todas las instrucciones proporcionadas por su cirujano plástico.

 

Duración de los resultados.

Los resultados de la cirugía de ginecomastia son permanentes, suponiendo que su peso sea estable. Si la ginecomastia apareció por el uso de medicamentos o esteroides anabólicos, su uso posterior podría ocasionar una recurrencia.

Mantenga la relación con su cirujano plástico. Por su seguridad, así como por un mejor resultado, es importante que regrese a la consulta de su cirujano plástico para un seguimiento.

 

Riesgos y complicaciones

Los implantes de solución salina o silicona utilizados en la reconstrucción mamaria tienen una vida limitada. Cuanto más tiempo lleve los implantes, más probabilidades tendrá de rotura u otras complicaciones. Aproximadamente la mitad de las mujeres con una reconstrucción mamaria necesitarán la extracción o el recambio de sus implantes dentro de los diez años posteriores a la implantación.

Los cambios con el paso del tiempo en la mama reconstruida serán diferentes de la de la otra mama. Los tejidos mamarios naturales de la mujer tienen más probabilidades de caer y perder elasticidad que una mama reconstruida con un implante o por colgajos de tejido propio de otras zonas del cuerpo que pueden no envejecer de la misma manera.

Mantenga la relación con su cirujano plástico. Por su seguridad, así como por un mejor resultado, es importante que regrese a la consulta de su cirujano plástico para un seguimiento.