Abdominoplastia

La abdominoplastia se realiza para aplanar su abdomen al eliminar el exceso de grasa y piel, y tensar los músculos de la pared abdominal. También se pueden eliminar algunas de las estrías en la parte inferior del abdomen. Suele realizarse después del embarazo, la pérdida importante de peso o cuando un abdomen es flácido con músculos débiles y afecta el contorno del cuerpo.

 

¿Cuándo puede considerar una abdominoplastia?

Si el abdomen tiene flacidez, estrías o exceso de piel, o si la forma de su abdomen se ha visto afectada por el embarazo o la pérdida masiva de peso. Con la abdominoplastia conseguirá un abdomen más plano y unos músculos más tensos en el abdomen.
Deberá considerar que tendrá una cicatriz en la zona inferior del abdomen, que quedará oculta por la ropa de baño. Un embarazo puede influir en los resultados de la cirugía, por lo que es mejor esperar hasta que haya terminado de tener hijos antes de someterse a esta cirugía.
El aumento de peso después de la abdominoplastia puede afectar negativamente los resultados de su cirugía. Si continúa perdiendo peso después de la cirugía puede necesitar una cirugía de revisión para eliminar la piel sobrante.
Las siguientes son algunas condiciones y razones para que usted considere una abdominoplastia: no es fumador/a, su peso es estable, no es obeso/a, su estado físico es bueno, ha terminado de tener hijos, ha considerado las cicatrices tras la cirugía, y sus expectativas son realistas.

 

PROCEDIMIENTO DE ABDOMINOPLASTIA

 

¿Cómo es una abdominoplastia?

En este procedimiento quirúrgico, su cirujano plástico eliminará la piel abdominal que sea excesiva y tensará los músculos abdominales con suturas.
La incisión de una abdominoplastia se coloca por encima del monte púbico, a veces coincidirá con una vieja cicatriz de cesárea y ésta podrá ser eliminada, y se extiende de un hueso de la cadera hasta el otro. En una abdominoplastia completa, se realiza otra incisión alrededor del ombligo para colocarlo en una parte diferente de la piel del abdomen. En una mini abdominoplastia, su cirujano usará una incisión más corta.
Para la reparación muscular el cirujano plástico colocará suturas en la fascia de los músculos abdominales para colocarlos en una posición más firme. También eliminará el exceso de grasa mediante liposucción u otros métodos. Luego, la piel abdominal ya despegada de los músculos se estira sobre la línea de incisión inferior y se elimina el exceso de piel. Después se marcará la nueva ubicación de su ombligo. Aunque la piel alrededor de su ombligo se ha movido, el ombligo casi siempre permanece en el mismo lugar. Se realiza un orificio a través de la piel que sutura alrededor de su ombligo. Para finalizar la cirugía se cierran las incisiones mediante suturas o pegamento para tejidos.
En una abdominoplastia completa, el cirujano plástico habitualmente insertará uno o más drenajes para evitar la acumulación de líquido. El drenaje es un tubo de plástico transparente que se coloca a través de una incisión muy corta.

 

Opciones en una abdominoplastia
Su cirujano plástico le informará de las diferentes opciones en una cirugía de abdominoplastia y le ayudará a elegir la que mejor se adapte a sus expectativas y necesidades.

 

Abdominoplastia completa
Además de la incisión en la parte inferior del abdomen, en una abdominoplastia completa se realiza una incisión alrededor del ombligo. Se elimina el exceso de piel desde arriba del ombligo hasta le región por encima del pubis, se tensan los músculos y se puede usar la liposucción para mejorar el contorno del abdomen.

 

Mini abdominoplastia
Se realiza una única incisión en el área púbica, que se colocará lo más bajo posible y puede variar en su extensión. A través de esta incisión, su cirujano eliminará el exceso de piel, tensará los músculos y posiblemente utilizará la liposucción para refinar aún más el abdomen.

 

Abdominoplastia de tensión lateral extendida
Si tiene exceso de piel que se extiende hacia las caderas o los flancos, su incisión puede alargarse para solucionar este problema. Este procedimiento incluye una abdominoplastia en la parte anterior del abdomen y un estiramiento de la piel sobre la cadera y al costado del muslo para mejorar el contorno en esta área, suspendiendo y mejorando estas zonas.

 

 

Seleccione un cirujano plástico.

Los miembros de la Asociación Española de Cirugía Estética Plástica (AECEP) tienen experiencia y están calificados para realizar su procedimiento quirúrgico estético.

Busque en nuestra página un cirujano plástico con experiencia en la realización de una cirugía para la ginecomastia y programe una cita para la consulta inicial.

 

¿Cómo programar su cirugía?

Su cirujano plástico le explicará las instrucciones completas y responderá cualquier duda que pueda tener, hará un historial médico detallado y realizará un examen físico para determinar si es apto/a para la cirugía de abdominoplastia.

Deberá dejar de fumar al menos seis semanas antes de someterse a una cirugía para mejorar la curación de las heridas.

Evite tomar aspirina y ciertos medicamentos antiinflamatorios que pueden aumentar el sangrado. Algunos alimentos y preparados alimenticios pueden aumentar el riesgo de sangrado y deberá evitarlos también unas semanas antes de la cirugía: vitamina E, alimentos ricos en omega 3, aceite de soja, aguacate, almendras, ajo, avellanas, nueces, jengibre, semillas de girasol, brócoli o pimentón.

La hidratación es muy importante antes y después de la cirugía para una buena recuperación.

Disponga lo necesario para que alguien lo lleve a su casa o acompañe después de la cirugía y, si la cirugía no requiere hospitalización, que se quede con usted por lo menos la primera noche después de la cirugía.

 

Cuidados postoperatorios y recuperación.

Su cirujano plástico le informará sobre cuánto tiempo necesitará para regresar a su actividad y trabajo normales.

Después de la cirugía usted y recibirá instrucciones detalladas sobre las medidas a tomar y la medicación necesaria, síntomas normales que experimentará y posibles signos de complicación.

Dependiendo de la extensión de su abdominoplastia, es posible que lleve tubos de drenaje que generalmente se retiran de tres a catorce días después de la cirugía, dependiendo de la cantidad de líquido y de la opinión de su cirujano plástico.

También usará una prenda de compresión elástica durante varias semanas para reducir la hinchazón y proporcionar soporte a la piel.

Deberá caminar unos minutos varias veces al día, para evitar complicaciones en las venas de los miembros inferiores.

La recuperación de una abdominoplastia requiere alrededor de seis meses o más. En los primeros días, controlar su dolor y evitar las complicaciones es su principal prioridad. La primera semana será la peor, y aún sentirá que se está recuperando durante aproximadamente dos o tres semanas. Después de algunas semanas recuperará la movilidad completa y mejorará la forma física. Después de varios meses puede comenzar a evaluar el resultado estético de su cirugía. El tiempo de recuperación varía mucho entre cada persona.

Siga todas las instrucciones proporcionadas por su cirujano plástico.

 

Duración de los resultados.

Habitualmente los resultados de su cirugía de abdominoplastia serán de larga duración, excepto si tiene un nuevo embarazo o un aumento de peso significativo. Un seguimiento programado con su cirujano plástico es muy importante.

Mantenga la relación con su cirujano plástico. Por su seguridad, así como por un mejor resultado, es importante que regrese a la consulta de su cirujano plástico para un seguimiento.

Cuando observe algún cambio en sus mamas no dude en ponerse en contacto con su cirujano plástico.

 

Riesgos y complicaciones

Todos los procedimientos quirúrgicos tienen algún grado de riesgo. Algunas de las posibles complicaciones de todas las cirugías son: reacción adversa a la anestesia, hematoma o seroma, infección y sangrado, cambios en la sensación de la piel, una cicatrización deficiente, pérdida de piel, necrosis de la grasa profunda, cambios de color de la piel o hinchazón prolongada, daño a las estructuras subyacentes, cicatrices poco estéticas, asimetrías, trombosis venosa profunda, complicaciones cardíacas y pulmonares, asimetría, dolor persistente y unos resultados insatisfactorios que pueden necesitar otras cirugías adicionales.