Lifting facial

También conocido como ritidectomía, el estiramiento facial es el tratamiento quirúrgico para corregir la flacidez y las arrugas de la cara que son causadas por el envejecimiento. Su finalidad es eliminar el exceso de piel y reafirmar los músculos de la cara.

 

¿Cuándo puede considerar un estiramiento facial?

Un estiramiento facial puede corregir la flacidez de la parte media de la cara, los surcos de “marioneta”, las líneas de la mandíbula, el contorno del cuello y la papada, siendo el tratamiento clave del envejecimiento facial.

Usted puede considerar realizarse esta intervención cuando su cara manifiesta signos de envejecimiento que no están de acuerdo con su sentimiento de juventud, o cuando la flacidez de la piel y de los músculos faciales generan en su vida social o profesional ciertos obstáculos.

Un estiramiento facial no debe ser considerado para cambiar la forma de la cara, sino para recrear un aspecto más juvenil.

 

PROCEDIMIENTO DE RITIDECTOMÍA

 

¿Cómo es un estiramiento facial?

Los procedimientos de estiramiento facial suelen estar dirigidos a mejorar las áreas faciales del tercio medio e inferior de la cara y cuello, las mejillas, mandíbula y la papada.

Pero también hay técnicas de estiramiento facial de la frente y de las cejas. Algunas técnicas de ritidectomía tienen como misión la recolocación de los tejidos faciales más profundos para restaurar un contorno más juvenil. En ocasiones puede ser necesario eliminar o añadir grasa u otros rellenos para lograr los mejores resultados.

Para la realización de un estiramiento facial existe una amplia variedad de técnicas diferentes con resultados seguros y duraderos.

Las incisiones en la cara pueden ser más o menos extensas dependiendo de la zona que deseamos mejorar y de lo importante que sea el cambio que queremos producir.

En un rejuvenecimiento facial clásico su cirujano plástico colocará las incisiones en la línea del pelo en las sienes, continuando hacia abajo y alrededor de la parte anterior de las orejas y escondidas en los pliegues naturales detrás de las orejas hasta el cuero cabelludo inferior.

En un estiramiento facial limitado hará incisiones cortas en la línea del cabello, empezando por las sienes y continuando hacia abajo y en la parte anterior de las orejas, ocultas en los pliegues naturales.

Otras incisiones pueden ser necesarias, en los párpados inferiores, el área temporal o dentro de la boca en el labio superior.

En un estiramiento de cicatriz corta las incisiones pueden ir desde la zona de la patilla hasta el lóbulo de la oreja con diversas modificaciones.

Las cicatrices del estiramiento facial pueden llegar a ser difíciles de ver si quedan ocultas en los pliegues naturales o si permanecen planas y finas. Existe riesgo de “cicatrices hipertróficas” y “queloides” cada vez que se hace una incisión en cualquier parte del cuerpo, sindo mayor en personas con una piel más oscura.

Estiramiento del cuello: las incisiones se harán comenzando delante de los lóbulos de sus orejas y continuando por detrás hacia la zona inferior del cuero cabelludo. Además realizará una pequeña incisión debajo de su barbilla.

Una vez que se realizan las incisiones para una ritidectomía, se levantan las capas más profundas de la cara, separando la piel que cubre la cara y el cuello de los músculos y tejidos profundos. Esta liberación permite que pueda volver a ser recolocada al final del procedimiento, asegurándose de que la piel esté estirada y lisa.

Si es necesario realizar un tratamiento de los músculos del cuello se realizarán diversas técnicas para unirlos o dividirlos según la más adecuada para usted, y tensarlos en la zona central del cuello y/o en la parte más posterior del cuello.

Las técnicas quirúrgicas también pueden incluir una liposucción de la cara o del cuello y la papada.

Pueden utilizarse también implantes faciales para aumentar el volumen de los pómulos o el mentón.

Para terminar, se elimina la piel sobrante y se cierra las incisiones con suturas. Si es necesario, se pueden colocar tubos de drenaje.

Para terminar se coloca un vendaje suave y acolchado.

 

 

Seleccione un cirujano plástico.

Los miembros de la Asociación Española de Cirugía Estética Plástica (AECEP) tienen experiencia y están calificados para realizar su procedimiento quirúrgico estético.

Busque en nuestra página un cirujano plástico con experiencia en la realización de una cirugía para la ginecomastia y programe una cita para la consulta inicial.

 

¿Cómo programar su cirugía?

Su cirujano plástico le explicará las instrucciones completas y responderá cualquier duda que pueda tener, hará un historial médico detallado y realizará un examen físico para determinar si es apta para la cirugía de ritidectomía.

Deberá dejar de fumar al menos seis semanas antes de someterse a una cirugía para mejorar la curación de las heridas.

Evite tomar aspirina y ciertos medicamentos antiinflamatorios que pueden aumentar el sangrado. Algunos alimentos y preparados alimenticios pueden aumentar el riesgo de sangrado y deberá evitarlos también unas semanas antes de la cirugía: vitamina E, alimentos ricos en omega 3, aceite de soja, aguacate, almendras, ajo, avellanas, nueces, jengibre, semillas de girasol, brócoli o pimentón.

La hidratación es muy importante antes y después de la cirugía para una buena recuperación.

Disponga lo necesario para que alguien lo lleve a su casa o acompañe después de la cirugía y, si la cirugía no requiere hospitalización, que se quede con usted por lo menos la primera noche después de la cirugía.

 

Cuidados postoperatorios y recuperación.

Habrá algún tiempo de inactividad asociado con este procedimiento. Su cirujano plástico le informará sobre cuánto tiempo necesitará para regresar a su actividad y trabajo normales. Después de la cirugía usted y recibirá instrucciones detalladas sobre las medidas a tomar y la medicación necesaria, síntomas normales que experimentará y posibles signos de complicación.

Deberá caminar unos minutos varias veces al día, para evitar complicaciones en las venas de los miembros inferiores.

Siga todas las instrucciones proporcionadas por su cirujano plástico.

 

Duración de los resultados.

La cirugía de estiramiento facial puede durar entre cinco y diez años o más, según las técnicas utilizadas. Dependiendo de su edad y tipo de piel, es posible que desee un procedimiento secundario más adelante.

Un seguimiento programado con su cirujano plástico es muy importante.

Mantenga la relación con su cirujano plástico. Por su seguridad, así como por un mejor resultado, es importante que regrese a la consulta de su cirujano plástico para un seguimiento.

 

Riesgos y complicaciones

Las complicaciones importantes de la cirugía de estiramiento facial son poco frecuentes. Si se produce algún daño a los nervios faciales puede que durante un tiempo tenga alguna alteración de la movilidad en alguna zona de la cara. Es muy poco frecuente un daño permanente de algún nervio facial.

Todos los procedimientos quirúrgicos tienen algún grado de riesgo. Algunas de las posibles complicaciones de todas las cirugías son: reacción adversa a la anestesia, hematoma o seroma, infección y sangrado, cambios en la sensación de la piel, una cicatrización deficiente, reacciones alérgicas, daño a las estructuras subyacentes, y resultados insatisfactorios que pueden requerir otras cirugías adicionales.