ELEVACIÓN DE MAMAS O MASTOPEXIA

Una elevación o levantamiento de mamas es la cirugía que se ocupa de los senos caídos y que además puedes ser desiguales, con el volumen de las mamas disminuido o no, y con los pezones caídos y en ocasiones con las areolas ensanchadas, recreando una forma más juvenil y levantando los pechos.

Si el volumen de la mama es demasiado pequeño o demasiado grande, puede ser recomendable un aumento o reducción de senos además de un levantamiento.

Actualmente son muchas las mujeres que se someten a una cirugía de elevación de mamas, sin sufrir problemas importantes y con un grado de satisfacción elevado.

 

¿Cuándo puede considerar una elevación de mamas?

Pueden considerar una mastopexia las mujeres a las que el embarazo, la lactancia, el aumento o la pérdida de peso, y el envejecimiento normal han causado un cambio en la forma y flacidez de sus pechos. Los pezones y las areolas en la parte baja de los pechos o por debajo del surco inferior mamario son una indicación para esta cirugía.

Si su cirujano cree que es poco probable que un aumento con implantes mamarios pueda conseguir la elevación necesaria y si la piel que rodea el pezón o la areola se ha estirado, usted debe pensar en someterse a una intervención de elevación de mamas.

Con esta cirugía se mejora la forma, proyección y simetría de las mamas. Con el paso del tiempo los resultados de la elevación de mamas pueden disminuir por efecto de la gravedad, un embarazo posterior, y el envejecimiento natural. Si planea tener hijos es posible que desee posponer una mastopexia, ya que el embarazo puede provocar un estiramiento de los pechos y reducir su volumen, empeorando los beneficios de la cirugía.

Una elevación de mamas deja cicatrices visibles que pueden ocultarse con un sujetador o ropa de baño.

Si goza de buena salud, tiene una actitud positiva y expectativas realistas, lo más probable es que sea una buena candidata para este procedimiento quirúrgico.

Debe considerar que en una elevación de mamas junto a la colocación de implantes mamarios requiere un seguimiento y que podría ser necesario su reemplazo con el tiempo. Consulte con su cirujano plástico los pros y los contras de esta cirugía de elevación de mamas con o sin aumento de tamaño.

 

PROCEDIMIENTO DE ELEVACIÓN DE LAS MAMAS

 

¿Cómo es una mastopexia?

Un levantamiento de mamas se realiza bajo anestesia general o sedación intravenosa en un hospital o un quirófano adecuado. Existen diferentes técnicas para eliminar la piel y remodelar las mamas. Su cirujano elegirá una técnica adecuada basada en el tamaño, flacidez y la forma de sus mamas, el tamaño y la posición de la areola, la calidad y elasticidad de la piel y la cantidad de piel excesiva que tiene, lo que determinará la cantidad y posición de las cicatrices resultantes.

 

La técnica de elevación de las mamas consiste en:

  • Eliminar el exceso de piel y mover el pezón y la areola a una posición más alta.
  • Si la areola se ha ensanchado, se puede reducir de tamaño.
  • Tensar la piel, coser la mama nuevamente y colocar suturas en el tejido mamario para mantener la nueva posición del pecho durante un período de tiempo más prolongado.
  • Por lo general, las cicatrices se localizan alrededor de las nuevas areolas y, según la técnica elegida, en la parte inferior de los pechos. En ocasiones es posible evitar la incisión horizontal debajo de la mama, así como la incisión vertical que va desde el borde inferior de la areola hasta el pliegue mamario.
  • Los pezones y las areolas permanecen conectadas a sus nervios, arterias y venas, y esto generalmente permite la preservación de la sensación y la capacidad de amamantar.

 

 

 

Opciones en una elevación de mamas.

A continuación hay una descripción de las diferentes técnicas de incisión y cicatrices por las que puede optar su cirujano plástico:

  • La incisión en “ancla”, que se realiza alrededor de la areola, verticalmente hacia abajo desde la areola hasta el pliegue del pecho y horizontalmente a lo largo del pliegue. Es una técnica que suele elegirse para mujeres con un grado severo de flacidez. Esta incisión a menudo se usa para un levantamiento junto con una reducción mamaria.
  • La elevación en “ojo de cerradura”, realizada alrededor de la areola y verticalmente hacia abajo desde la areola hasta el pliegue del pecho. Es adecuada para mujeres con un grado moderado de flacidez.
  • La elevación en forma de “donut”, también conocido como “periareolar”, que se realiza alrededor de la areola exclusivamente, y es adecuada para mujeres con un grado de flacidez leve a moderada.
  • La elevación “semilunar”, que se usa con menos frecuencia, es una incisión que se encuentra justo a lo largo de la mitad superior de la areola. Una porción de piel en forma de media luna se elimina por encima de esa línea, y la piel circundante se vuelve a unir a la areola. Este tipo de levantamiento generalmente se realiza junto con el aumento de mamas en mujeres con una muy leve flacidez. No puede lograr el mismo grado de levantamiento que las otras técnicas de mastopexia.
  • La elevación “sin cicatrices”. Para algunas mujeres seleccionadas que se preocupan más por la pérdida de volumen que por la flacidez real. Existen procedimientos que incluyen la elevación con implantes y técnicas de colocación especiales para levantar la mama con una única cicatriz para introducir las prótesis.

Aunque las cicatrices son permanentes, en la mayoría de los casos se difuminarán y mejorarán significativamente con el tiempo. Los cirujanos plásticos estéticos hacen todo lo posible para colocar cicatrices en áreas ocultas y minimizarlas, con el objetivo de lograr los resultados deseados con la cicatriz más corta posible, con técnicas especiales de manipulación y sutura de tejidos para minimizar aún más las cicatrices.

 

Seleccione un cirujano plástico.

Los miembros de la Asociación Española de Cirugía Estética Plástica (AECEP) tienen experiencia y están calificados para realizar su procedimiento quirúrgico estético.

Busque en nuestra página un cirujano plástico con experiencia en la realización de una mastopexia y programe una cita para la consulta inicial.

 

¿Cómo programar su cirugía?

Su cirujano plástico le explicará las instrucciones completas y responderá cualquier duda que pueda tener, hará un historial médico detallado y realizará un examen físico para determinar si es apta para la cirugía de aumento mamario.

Para evaluar sus mamas su cirujano plástico podría solicitar una exploración de sus mamas mediante una mamografía o ecografía mamaria.

Deberá dejar de fumar al menos seis semanas antes de someterse a una cirugía para mejorar la curación de las heridas.

Evite tomar aspirina y ciertos medicamentos antiinflamatorios que pueden aumentar el sangrado. Algunos alimentos y preparados alimenticios pueden aumentar el riesgo de sangrado y deberá evitarlos también unas semanas antes de la cirugía: vitamina E, alimentos ricos en omega 3, aceite de soja, aguacate, almendras, ajo, avellanas, nueces, jengibre, semillas de girasol, brócoli o pimentón.

La hidratación es muy importante antes y después de la cirugía para una buena recuperación.

Disponga lo necesario para que alguien lo lleve a su casa o acompañe después de la cirugía y, si la cirugía no requiere hospitalización, que se quede con usted por lo menos la primera noche después de la cirugía.

 

Cuidados postoperatorios y recuperación.

Su cirujano plástico le informará sobre cuánto tiempo necesitará para regresar a su actividad y trabajo normales. Después de la cirugía usted y recibirá instrucciones detalladas sobre las medidas a tomar y la medicación necesaria, síntomas normales que experimentará y posibles signos de complicación.

Sus pechos pueden sentirse tensos y sensibles al tacto; puede experimentar dificultad para levantar los brazos. El enrojecimiento, la inflamación y el dolor serán moderados. Cualquier dolor extremo o incremento excesivo del tamaño del pecho debe comunicarlo a su médico.

Deberá caminar unos minutos varias veces al día, para evitar complicaciones en las venas de los miembros inferiores.

Siga todas las instrucciones proporcionadas por su cirujano plástico.

 

Duración de los resultados.

Habitualmente los resultados de su cirugía de elevación mamaria serán de larga duración. Sin embargo, es importante saber que, en el caso de llevar implantes mamarios, deben reemplazarse si sufren fugas o una rotura. Un seguimiento programado con su cirujano plástico es muy importante.

La forma o tamaño de sus mamas pueden cambiar a lo largo del tiempo, influidos por los embarazos, la lactancia, el envejecimiento, aumento o pérdida de peso, factores hormonales, y la acción de la gravedad.

Después de varios años puede desear una revisión mamaria para cambiar sus implantes, o un nuevo levantamiento de pechos para restaurar una forma y un contorno más juvenil.

Mantenga la relación con su cirujano plástico. Por su seguridad, así como por un mejor resultado, es importante que regrese a la consulta de su cirujano plástico para un seguimiento.

Cuando observe algún cambio en sus mamas no dude en ponerse en contacto con su cirujano plástico.

 

Riesgos y complicaciones

Las complicaciones importantes de la elevación de mamas son poco frecuentes. Todos los procedimientos quirúrgicos tienen algún grado de riesgo. Algunas de las posibles complicaciones de todas las cirugías son: reacción adversa a la anestesia, hematoma o seroma, infección y sangrado, cambios en la sensación de la piel o en los pezones, una cicatrización deficiente, reacciones alérgicas, daño a las estructuras subyacentes, y resultados insatisfactorios que pueden requerir otras cirugías adicionales

Riesgos específicos en el caso de utilizar implantes mamarios son los siguientes: contractura capsular, desplazamiento, rotación o rotura del implante.