No hay cirugía sin cicatriz, aunque sea mínima y quede escondida. Las cicatrices son una realidad tras cualquier intervención estética, pese a que los especialistas traten de disimularlas y hacerlas imperceptibles al ojo humano.

La cicatrización es un proceso largo, que no termina cuando el cirujano finaliza la sutura, sino que se prolonga durante meses. El período de cicatrización depende del tipo de intervención y de la incisión realizada. Se pueden distinguir dos fases:

  • Fase productiva: es la fase en la que cicatriz presenta color rosado y es más notoria. Durante esta etapa el organismo detecta la herida y envía gran cantidad de células a la zona afectada para cerrar la pérdida de continuidad de los tejidos. Suele prolongarse durante unos tres meses.
  • Fase de maduración de la cicatriz: durante esta fase las células desaparecen, las fibras de colágeno se orientan y la cicatriz se blanquea y aplana.

La labor del cirujano plástico es conseguir que los tejidos se dispongan de la mejor manera posible para que la naturaleza pueda cumplir su función. Ahora bien, el proceso de cicatrización puede acelerarse y mejorarse con cremas y distintos tratamientos con el objetivo de lograr un mejor resultado estético.

Mastopexia o elevación de pecho: técnicas y cicatrices

Como consecuencia de la gravedad, del proceso de envejecimiento, de los cambios de volumen en los pechos fruto de oscilaciones en el peso o embarazos… la piel y los ligamentos que sujetan el pecho ceden, provocando que los senos presenten un aspecto caído, descolgado.

La cirugía de elevación de senos caídos, conocida técnicamente como mastopexia, es la intervención estética indicada para devolver al pecho a su posición y forma habitual. Es una operación ideal para recuperar la figura tras el embarazo.

Ahora bien, hay que tener claro que no es posible hacer un levantamiento de mama sin dejar cicatrices. Hay que desconfiar de las clínicas que ofrecen tratamientos milagrosos sin cicatrices.

Dependiendo de la cantidad de piel y grasa sobrante, de la posición del pezón y de la areola, de si hay que emplear o no implantes… se pueden distinguir distintos abordajes para la cirugía de levantamiento de pecho:

  • Cicatriz en el surco o en la areola: es una técnica que se emplea en mujeres con poca caída de la mama y que, además, pretender aumentar el tamaño de sus pechos con una prótesis. Durante la intervención no se elimina tejido mamario; la cicatriz se sitúa en la parte inferior de la mama o en la parte inferior o superior de la areola.
  • Mastopexia periareolar: se trata de una intervención para corregir la posición de las areolas, y en menor medida el posible exceso de glándula mamaria en la parte inferior de las mamas.

A partir de una incisión que se realiza alrededor de toda la circunferencia de la areola, se elimina la piel sobrante y se reposiciona el pezón/areola. Por tanto, si la mama cuelga por debajo del surco submamario, probablemente seguirá descolgada en esa zona tras la cirugía.

En muchas ocasiones la mastopexia periareolar va asociada a la colocación de un implante para rellenar el pecho caído.

  • Elevación de pecho con cicatriz vertical: esta técnica deja una cicatriz alrededor de las areolas y otra vertical que se dirige del pezón al surco inframamario.

Se emplea en casos donde existe un importante descolgamiento de la mama.

Durante la intervención se elimina el sobrante de piel y tejido alrededor de la areola y en la zona inferior que se extiende hacia el surco.

Se puede, o no, añadir un implante mamario.

  • Elevación de mamas con cicatriz en forma de “T” invertida o “ancla”: si es necesario realizar una importante eliminación de piel y tejido mamario descolgado debido a que la paciente presenta unos pechos flácidos o muy caídos, habrá que realizar, además de la incisión periareolar dos incisiones, una vertical y otra horizontal en el surco mamario; a esto es a lo que se denomina “T” invertida.

Puede acompañarse de un aumento con prótesis mamarias o con una recolocación de la glándula mamaria para mejorar la forma del pecho.

Cada caso es un mundo. Algunas pacientes necesitarán la elevación de una de las dos mamas, en otros casos habrá que reducir el volumen de un seno, en otros solucionar la asimetría mamaria empleando implantes mamarios a medida…

Dr. Julio Terrén: cirujano plástico especialista en elevación de pecho

Comparte