Respondiendo preguntas sobre rinoplastia

La rinoplastia es una de las intervenciones más populares en el campo de la cirugía estética. Miles de personas acuden cada año a las clínicas para remodelar su nariz, ya sea por motivos estéticos, para reparar daños sufridos por accidentes o para solucionar problemas estructurales que dificultan la correcta respiración. La rinoplastia no es un mero procedimiento estético, es más bien una solución a diversos problemas. A continuación trataremos de responder a algunas de las preguntas más recurrentes sobre la rinoplastia:

¿Sobre qué áreas de la nariz actúa la rinoplastia?

La rinoplastia no se limita a un área en concreto de la nariz. Actúa sobre los huesos y los cartílagos, permite reducir o aumentar su tamaño, disminuir o aumentar el dorso nasal, cambiar la forma de la punta, estrechar la anchura de las alas, cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior…

¿Se pueden solucionar los ronquidos interviniéndose la nariz?

El ronquido provoca en quien lo padece un sueño fragmentado y poco reparador, que se suele traducir en cansancio y somnolencia. Aunque suele ser mucho más molesto para el compañero/a de cama de la persona que ronca.

La rinoplastia asociada a un tratamiento del septum o tabique nasal puede detener o reducir los ronquidos siempre que tengan su origen en una deficiente estructura nasal. Es una intervención muy eficaz a la hora de abrir los pasajes nasales; además, permite corregir problemas respiratorios fruto de malformaciones, defectos de nacimiento o lesiones.

¿Es igual una rinoplastia femenina que una masculina?

Aunque la técnica que se emplea es la misma, existen diferencias tanto anatómicas como estéticas entre ambos sexos.

Los hombres apuestan por un dorso nasal recto, que dote de carácter y fuerza al rostro; mientras que las mujeres prefieren un dorso curvado, delicado y femenino. La nariz de la mujer es más pequeña que la del hombre, con una punta ligeramente girada hacia arriba. La punta de la nariz de los hombres, en cambio, suele ser menos fina y delgada, y suele colocarse con un ángulo entre el labio superior y la nariz comprendido entre 90 y 95 grados. Además, los hombres tienden a tener una piel más gruesa, con un soporte óseo más fuerte, que guarda relación con el tamaño del esqueleto facial.

¿Puede realizarse una rinoplastia sin cirugías?

La rinomodelación o rinolook es un tipo de rinoplastia no quirúrgica indicada para corregir deformidades leves y moderadas. Para conseguirlo se infiltran diferentes materiales de relleno, como el ácido hialurónico, en puntos estratégicos de la nariz, para compensar irregularidades y alteraciones en su forma. La rinomodelación permite tratar también aquellas narices operadas que cuentan con secuelas antiestéticas. Ahora bien, con el rinolook lo que no se puede es estrechar la nariz.

¿Cómo se corrige el tabique nasal?

El tabique nasal se encarga, básicamente, de dividir las fosas nasales de la nariz. La septoplastia es la intervención destinada a corregir las desviaciones del tabique con el objetivo de mejorar la respiración. Durante el procedimiento quirúrgico el cirujano endereza el cartílago y el hueso de la nariz.

¿Quedan cicatrices tras la intervención?

Las incisiones se suelen hacer habitualmente por dentro de la nariz, o se disimulan en lugares poco visibles cuando se realiza una rinoplastia abierta.

¿Es permanente el resultado de una rinoplastia?

La duración del resultado es para toda la vida. La nariz permanece más dura de lo normal durante unos meses, en función del tipo de piel del paciente. El resultado definitivo es visible a los 10-15 meses aproximadamente, y son necesarias visitas de seguimiento a la clínica del cirujano durante todo el periodo de recuperación.

Dr. Julio Terrén: cirujano plástico especialista en rinoplastias

Comparte