Preguntas frecuentes sobre la blefaroplastia

La blefaroplastia o cirugía de párpados es una técnica quirúrgica que permite eliminar el exceso de grasa, piel y músculo que se forma por encima y por debajo de los ojos y que proporciona un aspecto cansado, triste y envejecido al rostro. Con esta técnica se corrigen las bolsas de los ojos y los párpados caídos.

¿Por qué aparecen las ojeras?

La piel que forma el contorno de los ojos es la más frágil de la zona cutánea (cinco veces más fina que la del resto del rostro), y está mucho más desprotegida ante los agentes externos que otras zonas del cuerpo. La sombra oscura que puede aparecer bajo de los ojos y que provoca las tan temidas ojeras es consecuencia de la circulación de la sangre debajo de la piel. Su aparición puede deberse a diferentes factores:

  • Cansancio acumulado
  • Falta de sueño
  • Estrés
  • Herencia genética (personas con una concentración de pigmentación mayor de lo normal)
  • Mala nutrición

¿Por qué se forman las bolsas debajo de los ojos?

Las bolsas son fruto del envejecimiento de la piel. Con el paso de los años los tejidos alrededor de los ojos -como algunos de los músculos que sostienen los párpados- se debilitan. Es entonces cuando la grasa que ayuda a sostener los ojos puede trasladarse a la región debajo de los ojos (párpados inferiores), lo que hace que estos parezcan hinchados. También se puede acumular líquido en el espacio debajo de los ojos, lo que aumenta la inflamación.

¿Cómo se eliminan las bolsas de los ojos?

Para retirar las bolsas se efectúa una incisión de aproximadamente un centímetro en la cara profunda del párpado. En el párpado inferior contamos con tres compartimentos grasos: medial, medio y lateral. Mediante esta incisión se resecan estas bolsas una a una, retirando únicamente la grasa que sobra, para evitar dejar un párpado hundido. Está incisión no precisa ser suturada. En los casos en los que haya también un exceso de piel se eliminará a través de una pequeña incisión justo debajo de las pestañas.

Esta técnica se se conoce como blefaroplastia transconjuntival, en la que la incisión se realiza en el saco conjuntival, es decir, en el espacio comprendido entre los párpados y el globo ocular. Es ideal para pacientes que no tienen un exceso de laxitud en la piel o en el músculo, y cuyas bolsas no son muy aparatosas.

¿Cómo se corrigen los párpados caídos?

Mediante la blefaroplastia superior, cuyo objetivo es la eliminación quirúrgica del exceso de piel y grasa en el párpado superior. Para ello se realiza una pequeña incisión en el pliegue natural del párpado superior que se prolonga discretamente hacia la parte externa, a partir de la que se extrae ese exceso de piel y grasa. Una vez extraído se realiza una sutura cuidadosa que va por dentro de la piel y se colocan unas tiritas que protegerán la cicatriz hasta que se retiren los puntos. El objetivo es conseguir una mirada despejada sin modificar la expresión.

¿La blefaroplastia sirve para eliminar las patas de gallo?

No, la cirugía de párpados no es un remedio para eliminar las conocidas como patas de gallo ni otras arrugas periorbitarias. Tampoco sirve para corregir las ojeras oscuras y pigmentadas.

¿Se puede combinar la blefaroplastia con otros procedimientos?

Habitualmente se suele combinar la cirugía de párpados con el lipofilling y las inyecciones de Botox.

Las inyecciones de toxina botulínica actúan disminuyendo la contracción de las fibras del músculo orbicular que produce las arrugas de expresión. Se suele emplear para tratar las patas de gallo y las arrugas del entrecejo y de la frente. El lipofilling consiste en el relleno con grasa propia del contorno de los ojos. Permite corregir el déficit de volumen que crea un ojo más hundido.

¿Qué tipo de anestesia se utiliza? ¿Cuánto dura la intervención?

Las blefaroplastias superiores se realizan bajo anestesia local, pudiéndose añadir sedación. La intervención tiene una duración aproximada de una hora. En las blefaroplastias inferiores se emplea anestesia de tipo sedación y puede alargarse hasta las dos horas.

En caso de que el paciente vaya a realizarse una blefaroplastia completa, es decir, en ambos párpados, se aplicará una sedación. La operación suele durar de media a una hora.

Dr. Roberto Moltó: especialista en blefaroplastia

Comparte