¿En qué consiste la cirugía de reasignación de sexo?

La Cirugía de reasignación de sexo, también conocida como Cirugía de confirmación de género o Cirugía de reasignación de género está siendo cada vez más demandada y aceptada en la sociedad, esto se debe principalmente a la progresiva normalización de la transexualidad en muchos ámbitos. Pero también es relevante el hecho de que la Cirugía Plástica también ha evolucionado a pasos agigantados, haciendo que esta técnica sea cada vez más segura, más rápida y mucho menos traumática. De hecho, la primera intervención de cambio de sexo a un paciente conocido fue hace casi 90 años (1930), por lo que el cambio es notorio.

La transexualidad se da en personas cuyo sexo biológico difiere de aquel que experimentan o sienten como propio, por lo tanto hay dos tipos: transexualidad femenina y transexualidad masculina. Normalmente en estos casos, son necesarios tratamientos complejos que abarcan diversas disciplinas y que pueden incluir o no la Cirugía de Reasignación de sexo. A continuación el Dr. Alexo Carballeira, cirujano plástico y miembro de la AECEP, nos va a explicar en qué consiste.

 

Cirugías en transexualidad femenina

La transexualidad femenina afecta a las personas que tienen sexo biológico masculino, pero se consideran mujer, tiene una identidad de género femenina. En este caso la Cirugía a realizar se denomina genitoplastia feminizante o Vaginoplastia. La Vaginoplastia se puede realizar de varias maneras, aunque la más habitual es la Vaginoplastia por inversión peneana. El cirujano invierte la piel del pene y el escroto con la finalidad de crear una vagina, tanto a nivel estético como funcional, lo más femenina posible. También puede realizarse una Vaginoplastia con colgajo rectosigmoidal pediculado, este proceso consiste en utilizar la parte final del intestino grueso para crear la vagina. El cirujano determinará cuál es la técnica más adecuada siempre teniendo en cuenta las características concretas del paciente.

También es habitual en este tipo de pacientes la realización de Cirugías Estéticas feminizantes, tanto en la cara (Rinoplastia, Lifting frontal, Mentoplastia..) como en el cuerpo, principalmente: Mamoplastia y Lipoescultura.

 

 Cirugías en transexualidad masculina

Las personas que nacen con sexo biológico femenino, pero se identifican como hombres sufren transexualidad masculina. La Metaidoioplastia es la intervención quirúrgica que posibilita la construcción de un pene a partir del clítoris previamente tratado hormonalmente para conseguir su hipertrofia. Se consigue dotar al paciente de un pene pequeño con la mayor parte de su funcionalidad, pero que no apto para llevar a cabo la penetración sexual. Otra de las técnicas es la conocida como Faloplastia, que, a diferencia de la anterior, el pene es construido con tejido de otras partes del cuerpo como piel del antebrazo que posibilita una mayor longitud. Requiere la implantación de prótesis testiculares, normalmente en una segunda intervención, y según el caso prótesis peneana.

También son habituales Cirugías Estéticas masculinizantes faciales y corporales, como comentábamos en el caso anterior.

Ahora ya conocéis en qué consiste la Cirugía de reasignación de sexo, pero esta cirugía es sólo una parte del tratamiento del paciente, que debe ser integral por parte de un equipo médico multidisciplinar.

Alexo Carbelleira es miembro de Aecep y director de AC Cirugía Plástica

Comparte