La formación continuada para un cirujano plástico

El doctor Juan A. Mira, miembro de la AECEP, reflexiona sobre un concepto muy relevante para los médicos en general, y los cirujanos plásticos en particular: la formación continuada.

El Ministerio de Sanidad se pronuncia en resumen así al respecto:

“La Formación Continuada es una formación no reglada, necesaria para el progreso científico y técnico que se está produciendo en las ciencias de la salud, con una incidencia directa en la organización y funcionamiento de la asistencia médico-sanitaria, cada vez más compleja y eficaz.

Es un proceso de enseñanza-aprendizaje activo y permanente al que tienen derecho y obligación los profesionales sanitarios, que se inicia al finalizar los estudios de pregrado o de especialización y que está destinado a actualizar y mejorar los conocimientos, habilidades y actitudes de los profesionales sanitarios.

La Comisión de formación continuada de las profesiones sanitarias es el órgano de las Administraciones Públicas creado con el fin de armonizar esta actividad.

La acreditación es la valoración que un organismo externo hace de un individuo, centro o actividad, según unos criterios y estándares previamente establecidos.”

Hace 40 años que terminé la especialidad. El excelente Hospital General de Asturias ofrecía entonces una Beca para formarse en Cirugía Plástica. Era la Residencia de la especialidad. Yo la había conseguido, tenía mi título y empezaba a trabajar. Pero sobre todo a formarme. Hasta hoy…

No me arrepiento de tener más de 200 títulos (serios) guardados. En mi archivo (no me caben en la pared). Ni de pensar que, en consecuencia, hoy tendría 100 millones de pesetas (¡nostalgia!) más en mi cuenta si no los hubiera hecho. Me ha valido la pena.

En el entorno donde me muevo veo tal vez una falta de agresividad en buscar permanentemente la formación. Y pagar por ella, porque la buena suele siempre costar bastante dinero: la inscripción, el viaje, el alojamiento, el abandono de la actividad normal… Es triste. Porque, aunque los precios de las inscripciones pueden seguir asustando, hoy los vuelos están baratos y se encuentran alojamientos razonables en cualquier parte del mundo.

Por eso si tú, quien me lees, eres un joven cirujano plástico, busca tu formación. Continuada. Permanente. Hasta que te jubiles… Y después también.

Te darás cuenta que a medida que pasan los años vas seleccionando más tus cursos, tus seminarios. La vida te llevará a superespecializarte. Sin que te des cuenta. Irás a otros sitios, más selectivos (¡nunca más baratos!). Y habrá quien venga a preguntarte que cómo haciendo tan fácil tu intervención favorita te queda tan bien y sin complicaciones. Sonreirás…

La vida es así.

Lee todos los anuncios en nuestras revistas habituales. Y ve a los básicos. Y a los que te atraigan. Serán entre cuatro y seis al año. Y al menos la mitad, fuera de España.

Con esto te garantizo algo: acabarás siendo más pobre, pero mucho, mucho más feliz.

Doctor Juan A. Mira

Cirujano plástico

www.doctormira.com

Comparte