Aprovechar el invierno para realizarse una cirugía plástica

La doctora García-Dihinx miembro de la AECEP, explica en este post por qué los meses más fríos del año pueden resultar los más adecuados si estás pensando en acudir a un cirujano plástico.

Cuando miramos el calendario de los meses de noviembre y diciembre podemos apreciar el gran número de días festivos entre semana y puentes que hay. Plantearse una cirugía estética o cirugía plástica antes de los días de Navidad puede ser beneficioso para la recuperación, ya que es muy probable que para el comienzo de 2016 estés totalmente recuperado. El tiempo máximo de recuperación tras pasar por el quirófano no suele excederse más de dos semanas, y en la mayoría de los entornos de trabajo muchas serán las personas que puedan utilizar estas semanas y días festivos como tiempo de recuperación y vacaciones. Si este es tu caso, no solo los compañeros de trabajo no se darán cuenta, sino que además el periodo vacacional no se verá afectado por estar recuperándote en el sofá.

Puede pasar más desapercibido

Si eres es de esas personas tímidas, los meses de invierno juegan a su favor. Estos meses son más fríos y llevamos más ropa que en los meses calurosos, por lo que esconder los vendajes será más sencillo. Esto es algo a tener en cuenta si no quieres que la gente se percate, ya que con frecuencia los vendajes pueden cubrir gran parte del cuerpo durante los primeros días del posoperatorio. Sin embargo, en los meses de invierno podrá cubrir esos vendajes utilizando gorros, bufandas y algunas capas extra de abrigos, que te harán pasar totalmente desapercibido.

Momento perfecto para estar en casa

Los meses de invierno en España generalmente vienen de la mano del mal tiempo. Las temperaturas bajan, el tiempo es más lluvioso y estos frentes hacen que a las personas no nos apetezca salir tanto de casa a pasear por la calle. Es el momento perfecto para realizarse una cirugía cosmética, ya que tras una jornada de trabajo tendemos a refugiarnos en casa para ver películas, series de televisión o dedicar el tiempo a la buena cocina y recuperarnos de una manera tranquila y sana durante esta época del año. De este modo podemos pasar por alto algunas reuniones sociales, ya que probablemente la mayoría de nuestros conocidos hagan lo mismo.

Un regalo navideño especial

Puedes aprovechar para que un miembro de la familia o un amigo cercano te regale un tratamiento estético. Si este es el caso, te beneficiarás de las ventajas arriba explicadas. El lado positivo de esto es que tienes la opción de guardarte vacaciones para la temporada de verano y visitar la clínica durante estos duros meses.

Entrada inmejorable de Año Nuevo

Existe la posibilidad de aprovechar para desaparecer unos días, cambiar ligeramente la apariencia en los meses de invierno y entrar de lleno en el nuevo año. De este modo tacharemos de una vez por todas de nuestra lista el cambio de nuevo look y podremos marcarnos nuevos objetivos para este 2016.

Ya sé que muchos estarán afligidos por pasar las vacaciones con los suegros, pero ¿cómo podría pasarlo mejor tras una cirugía cosmética? Bien arropado con una manta, buena comida y el vago entretenimiento que nuestro corazón desearía. Esta temporada de vacaciones invernales es para aprovecharla, así que no dudes y no te pierdas esta estación del año.

Doctora García-Dihinx

Miembro de la AECEP

www.garcia-dihinx.com

Comparte