Cirugía de la mama

La doctora Patricia Gutiérrez Ontalvilla, miembro de la AECEP que tiene su clínica en Valencia, nos explica en este post las diferentes opciones que ofrece a las mujeres la cirugía plástica para mejorar la imagen de sus pechos.

1.      Mamoplastia de aumento

El aumento de mamas es un procedimiento quirúrgico que nos permite mejorar el tamaño y la forma de las mamas.

Durante la entrevista, evaluaremos el método idóneo para cada paciente. El implante mamario podrá colocarse en un plano subglandular, subfascial o submuscular, dependiendo de cada caso.

Dicho implante podrá ser de suero fisiológico o de gel de silicona de alta cohesividad con marcaje CE y FDA, redondo o anatómico.

La incisión es normalmente de pequeño tamaño y se colocará alrededor de la areola, en el surco submamario o en un pliegue axilar.

La intervención la realizamos en quirófano bajo anestesia general y viene a durar unos 40-50 minutos. Por lo general, la paciente permanece una noche en el hospital y es dada de alta durante la mañana por un cirujano de nuestro equipo. En un alto porcentaje de esta cirugía no usamos drenajes y la paciente sale del quirófano con un sujetador deportivo ajustado y una banda elástica.

La primera visita postoperatoria tiene lugar a las 48-72 horas. Durante este tiempo le pedimos a la paciente que guarde reposo y procure no hacer ningún tipo de esfuerzo ya que es a partir del 5º-7º día cuando por regla general, podrá incorporarse a su puesto de trabajo.

2.      Mastopexia o lifting de mamas con y sin aumento

Existen una serie de factores como los embarazos, la lactancia, el cronoenvejecimiento, las variaciones de peso, etc. que hacen que la piel vaya perdiendo tono y elasticidad y la mama vaya descendiendo (ptosis mamaria).

Durante la primera visita evaluaremos la tonicidad de tu piel, la cantidad y la forma de mama que posees para aconsejarte la técnica más adecuada para ti. Durante dicha entrevista realizaremos una historia clínica completa siendo muy importante que nos comuniques si eres fumadora, tomas algún tipo de medicación o si tienes programado algún embarazo.

En el caso en que se haya producido una atrofia glandular y el volumen final no sea el deseado por la paciente, de común acuerdo con ella, asociaremos durante la cirugía la colocación de un implante mamario o un lipofilling, tomando el tejido graso de relleno de la misma paciente mediante liposucción para alcanzar el volumen y aspecto de la mama deseado.

Realizamos la cirugía en quirófano bajo anestesia general y dura alrededor de las 2-2.5 horas. Habitualmente retiramos los drenajes antes de que la paciente abandone el hospital y se va a casa con un sujetador deportivo ajustado. Como norma, la paciente suele pasar una noche en el hospital y es dada de alta durante la mañana siguiente por un cirujano de nuestro equipo.

La primera visita postoperatoria tiene lugar a las 48-72 horas. Durante este tiempo le pedimos a la paciente que guarde reposo y procure no hacer ningún tipo de esfuerzo ya que es a partir del 7º día cuando por regla general, podrá incorporarse a su puesto de trabajo.

Es en la 2ª visita postoperatoria a los 10-12 días, cuando procedemos a la retirada de las suturas intradérmicas.

Durante el postoperatorio puede existir una fluctuación en la sensibilidad del pezón que normalmente es transitoria.

Las cicatrices son permanentes pero el paso del tiempo y los cuidados mediante cremas/parches de silicona/poliuretano y la protección solar hacen que sean mucho menos visibles. Si debido a un problema de cicatrización, las cicatrices se hicieran anchas y abultadas, procederíamos a la corrección bajo anestesia local pasados los 6-9 meses.

Los efectos de la mastopexia no son eternos. Diversos factores como nuevos embarazos, pérdidas bruscas de peso, cronoenvejecimiento, excesiva exposición solar, etc., pueden acelerar la caída de la mama.

3.      Mamoplastia de reducción

La reducción de pecho es un procedimiento quirúrgico destinado a aquellas mujeres con mamas grandes y ptósicas (caídas) que a menudo acuden a nuestra consulta quejándose de dolor de cuello y espalda a nivel dorsal, irritación y maceración de la piel del surco submamario, dolor de hombros por los tirantes “incrustados” del sujetador aparte de que no se encuentran atractivas y proporcionadas con el resto del cuerpo.

Esta cirugía de reducción y remodelado de la mama la realizamos en quirófano bajo anestesia general y dura unas 2-2.5 horas. Las incisiones pueden ser una vertical (desde la areola a surco submamario), una T invertida o en forma de ancla (desde la areola a surco submamario y una línea horizontal que queda oculta en dicho surco). Durante la cirugía solemos asociar una reducción del diámetro de la areola para armonizarla con el resto de la mama.

Habitualmente retiramos los drenajes a las 48-72 horas y la paciente se va a casa con un sujetador deportivo ajustado. Como norma, la paciente suele pasar una noche en el hospital y es dada de alta durante la mañana siguiente por un cirujano de nuestro equipo.

La primera visita postoperatoria tiene lugar a las 48-72 horas, donde procedemos a la retirada de los drenajes. Durante este tiempo le pedimos a la paciente que guarde reposo y procure no hacer ningún tipo de esfuerzo ya que es a partir del 7º día cuando por regla general, podrá incorporarse a su puesto de trabajo.

Es en la 2ª visita postoperatoria a los 10-12 días, cuando procedemos a la retirada de las suturas intradérmicas.

Durante el postoperatorio puede existir una fluctuación en la sensibilidad del pezón que normalmente es transitoria.

Las cicatrices son permanentes pero el paso del tiempo y los cuidados mediante cremas/parches de silicona/poliuretano y la protección solar hacen que sean mucho menos visibles. Si debido a un problema de cicatrización, las cicatrices se hicieran anchas y abultadas, sería aconsejable la corrección bajo anestesia local pasados los 6-9 meses.

dra_gutierrez_mama_2

4.      Mamas tuberosas

Las mamas tuberosas son una malformación de la mama no hereditaria que se caracteriza por una mama de forma cónica o constreñida, con areolas grandes, protruyentes o herniadas y con un ascenso del surco submamario por una falta de desarrollo del polo inferior de la mama.

En aproximadamente un 70% de los casos, se asocia una asimetría mamaria siendo muy habitual una hipoplasia mamaria.

La intervención la realizamos en quirófano bajo anestesia general y suele durar aproximadamente unas 2 horas. Colocamos el implante mamario y procedemos al tratamiento de la areola para reducir su diámetro, protrusión y posicionamiento. Habitualmente, no utilizamos drenajes.

Por norma general, la paciente pasa una noche en el hospital y durante la mañana siguiente es dada de alta por uno de los cirujanos de nuestro equipo con el sujetador deportivo y la banda elástica colocada.

Durante la primera visita preoperatoria que transcurre a las 48-72 horas procedemos a la verificación de que todo transcurre con normalidad y al cambio de tiritas que cubren las incisiones alrededor de la areola. Durante la 2ª visita que tiene lugar alrededor de los 10 días, procedemos a la retirada de la sutura intradérmica.

Las pacientes se incorporan a su vida normal a los 5-7 días debiendo postergar la práctica deportiva durante 1-1.5 meses.

Dra. Patricia Gutiérrez Ontalvilla

Cirujano Plástica, Estética y Reconstructiva

Miembro de la AECEP

www.dragutierrez.com

Comparte