Comunicado de la AECEP a la prensa

La Asociación Española de Cirugía Estética (AECEP) quiere comunicar a las pacientes portadoras de prótesis PIP, a los cirujanos que las han implantado, a las autoridades sanitarias responsables y a las asociaciones de afectadas su posicionamiento respecto a este problema que nos afecta a todos.

La Asociación Española de Cirugía Estética (AECEP) quiere mandar un mensaje de tranquilidad tanto a las mujeres que han tenido implantes PIP como a quienes todavía son portadoras de estas prótesis. Después de la valoración y estudio de todos los datos que disponemos en este momento queremos comunicar que no se ha demostrado que exista un mayor riesgo de cáncer relacionado con estas prótesis.

No obstante, siguiendo los criterios que sugiere el sentido común y en consonancia con el Ministerio de Sanidad de algunos países y sociedades internacionales la AECEP aconseja, con carácter preventivo y sin urgencia, la retirada de todos los implantes de la marca PIP, tanto los que muestran signos de rotura como los íntegros.

Consideramos debe de tomarse esta medida y no el seguimiento de la evolución de dichas prótesis para retirar solo las que muestran signos de rotura, porque su retirada preventiva facilita el proceso de explantación, disminuye considerablemente su coste y, sobre todo, si se retiran las prótesis antes de que se rompan, evitaremos el contacto del gel con el organismo, especialmente cuando es sabida la capacidad irritante de este gel de silicona inadecuado.

La AECEP, además, se posiciona claramente al lado de la paciente y del cirujano, ambos elementos damnificados en este proceso. Las pacientes, porque se han encontrado con un problema no esperado como es una mayor posibilidad de rotura y, sobre todo, una preocupación por su salud. Los cirujanos plásticos, porque sufrimos directamente la angustia de nuestras pacientes y, sin tener ningún tipo de culpa, nos encontramos inmersos en un conflicto de importante repercusión social por el mero hecho de haber utilizado unos implantes que cumplían con todos los requisitos legales y con el visto bueno de las autoridades sanitarias europeas.

Por todo lo anterior la AECEP recomienda que las mujeres portadoras de prótesis mamarias PIP acudan a su cirujano Plástico que le operó quien le solicitará los exámenes clínicos preoperatorios apropiados. Aconsejamos evitar las mamografías puesto que la presión podría romper las prótesis todavía íntegras. En caso de que no deseen la retirada de las prótesis y prefiera esperar, se aconseja un seguimiento ecográfico mamario y axilar cada 6 meses. También le aconsejamos contactar con alguna de las plataformas de afectadas por las prótesis PIP.

Si necesita de nuestro apoyo no dude en llamar al teléfono de atención al paciente de la AECEP: o a través de nuestra página Web: www.aecep.es le pondremos en contacto con un cirujano de nuestra Asociación que le ayudará en todo el proceso.

Comparte