Blog

Problemas a corto plazo tras una intervención de aumento de pecho

Publicado por AECEP | 15 de Noviembre de 2016 |

Foto del doctor Julio TerrénPese a que las intervenciones de pecho son operaciones seguras y con un alto grado de fiabilidad, en determinadas ocasiones se producen problemas que es importante conocer. El Dr. Julio Terrén nos indica cuáles son las complicaciones más usuales a corto plazo:

Cicatrización hipertrófica

Se produce cuando se forma una cicatriz roja elevada y gruesa tras la cirugía. La cicatrización hipertrófica afecta al 2%-5% de las pacientes y puede requerir operaciones adicionales o inyecciones de esteroides en la propia cicatriz.

Hematomas

Se produce debido a una acumulación de sangre en la zona tratada del pecho. Normalmente, el cuerpo es capaz de limpiar el hematoma por sí mismo, pero que en ocasiones se debe aplicar un drenaje. Se presenta en el 1%-6% de los pacientes a los 2-3 días de la intervención. Los síntomas son hinchazón de la mama y dolor severo.

Seroma

En los días o semanas posteriores a la cirugía puede acumularse líquido o fluido alrededor del implante, causando dolor o hinchazón, a este es a lo que se conoce como seroma. Al igual que ocurre con los hematomas, el cuerpo suele absorber por sí mismo el fluido. En algunos casos se necesita un drenaje para su eliminación.

Separación de la herida (Dehiscencia)

Es una complicación relativamente rara que puede producirse en las primeras dos semanas. Se produce cuando los bordes de la herida se separan provocando una herida abierta. Puede resolverse usando una sutura cutánea adhesiva (Steri-Strips) para cerrar la incisión, o puede requerir cirugía adicional.

problemas-operacion-pecho

Infección

Esta complicación afecta al 2%-4% de los pacientes y se debe a las bacterias que “habitan” en nuestra piel. La mayoría de los cirujanos suministran al paciente una dosis única de antibióticos antes de la cirugía de aumento de pecho, además de emplear una solución antibiótica en la herida antes de colocar el implante para ayudar a reducir la posibilidad de infección. Los síntomas de la infección incluyen dolor, enrojecimiento, hinchazón y fiebre. Los médicos pueden tratar esta complicación con antibióticos; si la infección es grave, el paciente deberá acudir al hospital para recibir antibióticos intravenosos hasta que la hinchazón y el enrojecimiento desaparezcan.

Cuando se produce una infección en el mismo implante, se suele optar por su extirpación. Aunque algunos cirujanos pueden tratar de salvar el implante reabriendo el bolsillo y lavando la herida. Los implantes infectados ponen al paciente en riesgos adicionales incluyendo: contractura de la cicatriz, separación de la herida…

Enfermedad de Mondor

Se trata de una inflamación de los vasos sanguíneos que se ejecutan bajo la superficie de la mama y que afecta al 1% de los pacientes. Afortunadamente, desaparece por sí sola.

Dr. Julio Terrén.

Cirujano plástico miembro de SECPRE y AECEP.

http://www.drterren.com/