Blog

¿En qué casos es necesaria una cirugía secundaria de mama?

Publicado por AECEP | 1 de Junio de 2017 |

El aumento de mamas es el procedimiento de cirugía plástica más demandado año tras año. Se trata de una cirugía que aporta beneficios tanto físicos como psicológicos a la mujer: le ayuda a sentirse más atractiva y más confiada a la hora de afrontar su día a día. Aunque la cirugía de aumento de senos es generalmente segura y las complicaciones derivadas son poco frecuentes, hay situaciones ocasionales que exigen la realización de una cirugía de secundaria, también conocida como cirugía de revisión mamaria. Las analizamos aquí con el doctor Julio Terrén.

Contractura Capsular

La “cápsula” es una capa de tejido fibroso del propio cuerpo que se forma alrededor del implante tras un procedimiento de aumento mamario. Esta cápsula suele ser delgada y flexible y se encarga de sostener el implante en su lugar. En determinadas ocasiones puede producirse un desarrollo excesivo de la cápsula alrededor del implante, provocando que la cápsula espese y contraiga el implante. A esto es a lo que se denomina como “contractura capsular”. La capsula presiona y comprime el implante provocando que el seno se endurezca y adopte una forma anormal, causando dolores y malestar en la paciente.

La capsulectomía es el procedimiento quirúrgico que se encarga de eliminar la cápsula del tejido para corregir esta complicación. En la mayoría de los casos se extrae el implante viejo y se sustituye por uno nuevo buscando que se forme una nueva cápsula de calidad. Puedes saber más sobre la contractura capsular en drterren.com

Rotura del implante

Los implantes mamarios pueden romperse. No existe en la actualidad una prótesis que garantice al 100% una durabilidad “para toda la vida”. Hay muchos factores que pueden aumentar las posibilidades de rotura: calidad de los materiales empleados, el lugar de colocación de la prótesis, la actividad física de la paciente, algún tipo de traumatismo mamario…

Una rotura en el implante salino será evidente al instante, ya que la mama dará la sensación de desinflarse, y el cuerpo absorberá la solución salina. Una rotura de un implante de silicona no siempre es perceptible, ya que no provoca ningún síntoma específico, por lo que es necesaria una exploración mediante una resonancia magnética o una ecografía para determinar si se ha producido dicho problema. Cuando se produce una rotura de cualquiera de los tipos de implantes se retira el implante dañado y se sustituye por uno nuevo.

Desplazamiento del implante

Aunque no es muy habitual, los implantes mamarios pueden desplazarse de su posición original. Esto se debe a una modificación posterior a la cirugía del espacio que el cirujano ha creado para colocar el implante. Este “bolsillo” puede ensancharse hacia arriba y hacia abajo, o hacia los lados dando lugar a un desplazamiento lateral (conocido como desplazamiento axilar), un desplazamiento medial de las prótesis (sinmastia), o un desplazamiento inferior o superior (bottoming out). Estos desplazamientos pueden producirse porque la paciente dispone de un tejido mamario demasiado laxo, por la falta de sujeción de las mamas, por un peso excesivo de los implantes, por la creación de un bolsillo demasiado grande para la prótesis o porque la paciente ha tenido un periodo postoperatorio demasiado activo que ha impedido la fijación del implante a los tejidos mamarios.

El problema se soluciona estrechando el hueco para sostener el implante en la posición correcta, recolocando el implante mamario en una posición natural.

Problemas de volumen

En muchas ocasiones las pacientes no quedan satisfechas con el tamaño y el volumen de sus pechos una vez que comprueban los resultados. Es por eso que deciden someterse a una nueva intervención para aumentar o disminuir su volumen. En el primer caso se realizará una intervención que tendrá por objetivo generar un bolsillo protésico más grande. En el segundo supuesto se optará por una intervención destinada a generar un nuevo bolsillo a medida utilizando los tejidos disponibles.

Caída secundaria de mamas

Pese a llevar implantes mamarios, el paso del tiempo y el inevitable envejecimiento pueden provocar que los pechos se vean caídos. La solución consiste en la realización de una mastopexia o elevación del pecho que permite remodelar la mama envejecida y eliminar el exceso de piel. No es necesario cambiar la prótesis, dependerá de su grado de envejecimiento.

Foto del doctor Julio Terrén

Dr. Julio Terrén

Cirujano plástico especialista en cirugía secundaria de mamas

Imágenes: google